En el centro de Barcelona

Barcelona

Mapa y accesos

Profesionales y competitivos

Oficina

Ventajas

Empresas y particulares

Dinero

Servicios

Cambios en materia fiscal

Impuesto sobre el Valor Añadido

1. Con fecha 1 de septiembre de 2012 se procede a la modificación de los tipos de gravamen:
• El tipo impositivo general pasa del 18 al 21 por ciento,

• El tipo impositivo reducido pasa del 8 al 10 por cierto. Además determinados productos y servicios pasan a tributar de un tipo impositivo reducido al tipo general, como es el caso de las flores y plantas ornamentales, los servicios mixtos de hostelería, la entrada a teatros, circos y demás espectáculos y los servicios prestados por artistas personas físicas, los servicios funerarios, los servicios de peluquería, los servicios de televisión digital y la adquisición de obras de arte.

• El tipo del régimen especial de recargo de equivalencia general pasa del 4 por ciento al 5,2 por ciento.

• El tipo del régimen especial de recargo de equivalencia reducido pasa del 1 al 1,4 por ciento.

• Asímismo en las compensaciones del régimen especial de la agricultura, ganadería y pesca, pasan del 10 y 8,5 por ciento al 12 y 10,5 por ciento, respectivamente.

2. Ejecuciones de obra.
Se modifica el número 1 del apartado dos del artículo 8, así, en el caso de las ejecuciones de obra que tengan por objeto la construcción o rehabilitación de una edificación, sólo serán consideradas entrega de bienes cuando el empresario que ejecute la obra aporte una parte de los materiales utilizados y el coste de los mismos exceda del 40% de la base imponible.

Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas

• Se suprime en el período impositivo 2012 la compensación fiscal por deducción en adquisición de vivienda habitual aplicable a los contribuyentes que adquirieron su vivienda antes de 20 de enero de 2006.

• Con fecha 1 de septiembre de 2012 y transitoriamente hasta el 31 de Diciembre de 2013, se eleva el porcentaje de retención o ingreso a cuenta aplicable a los rendimientos del trabajo derivados de impartir cursos, conferencias, coloquios, seminarios y similares, o derivados de la elaboración de obras literarias, artísticas o científicas, siempre que se ceda el derecho a su explotación, y a los rendimientos de actividades profesionales de la siguiente forma:

 Con carácter general pasan del 15 al 21 por ciento.

 Igualmente, cuando se inicie una actividad profesional, la retención podrá ser del 9 por ciento durante los dos primeros años (antes era del 7%)

El reglamento modifica de manera permanente el artículo 101 de la citada ley para que los rendimientos del trabajo antes detallados pasen a soportar el 19% pasado el año 2013.

Impuesto sobre Sociedades

En relación con el Impuesto sobre Sociedades, las medidas que contiene este
Real Decreto-ley se dirigen especialmente a las grandes empresas.

• Compensación de Bases Imponibles Negativas

Se introducen medidas de carácter excepcional para los períodos impositivos 2012 y 2013, entre las que destaca el establecimiento de un nuevo límite de aplicación temporal a la compensación de bases imponibles negativas generadas en ejercicios anteriores, límite que resulta más relevante en el caso de entidades cuya cifra de negocios anual supera la cifra de sesenta millones de euros:

Para los sujetos pasivos cuya cifra de negocios, en los doce meses anteriores, sea:

 Inferior a 20 millones de euros. No hay límite para la compensación de bases.

 Superior a 20 millones pero inferior a 60 millones de euros. Sólo podrán compensarse el 50% de la base imponible previa.

 Superior a 60 millones de euros. Sólo podrán compensarse el 25% de la base imponible previa.

• Pago Fraccionado

En relación con las grandes empresas, se introducen diversas modificaciones respecto a la modalidad del pago fraccionado cuya determinación se realiza sobre la base imponible del período impositivo transcurrido. En este sentido, se incluye en su base un 25% de los dividendos y rentas que proceden de la transmisión de participaciones que tienen derecho al régimen de exención y se elevan los porcentajes de aplicación sobre la base imponible.

Respecto del importe mínimo de este pago fraccionado con base en el resultado del ejercicio establecido en el Real Decreto-ley 12/2012, se incrementa su porcentaje y este pago mínimo no se verá minorado por las bonificaciones y retenciones del período.

Así, el coeficiente multiplicador, para los sujetos pasivos cuya cifra de negocios, en los doce meses anteriores, sea:

 Inferior a 10 millones de euros. No hay modificación al respecto.

 Superior a 10 millones pero inferior a 20 millones de euros. Será el resultado de multiplicar por quince veinteavos el tipo de gravamen redondeado por exceso.

 Superior a 20 millones pero inferior a 60 millones de euros. Será el resultado de multiplicar por diecisiete veinteavos el tipo de gravamen redondeado por exceso

 Superior a 60 millones de euros. Será el resultado de multiplicar por diecinueve veinteavos el tipo de gravamen redondeado por exceso

• Fondo de Comercio e inmovilizado intangible

Se limita la deducción de los activos intangibles de vida útil indefinida, si bien exceptuando de dicha restricción a los contribuyentes del IRPF, salvedad extensible a la limitación en la deducibilidad del fondo de comercio introducido por el citado Real Decreto-ley.

 la deducción correspondiente al fondo de comercio a que se refiere el apartado 6 del artículo 12 del texto refundido de la Ley del Impuesto sobre Sociedades, aprobado por el Real Decreto Legislativo 4/2004, de 5 de marzo, que se deduzca de la base imponible en los períodos impositivos iniciados dentro del año 2012 o 2013, está sujeta al límite anual máximo del 1 %.

No será de aplicación a los contribuyentes del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas que cumplan los requisitos establecidos en el apartado 1 del artículo 108 del texto refundido de la Ley del Impuesto sobre Sociedades.

 La deducción correspondiente al inmovilizado intangible con vida útil indefinida a que se refiere el apartado 7 del artículo 12 del texto refundido de la Ley del Impuesto sobre Sociedades, que se deduzca de la base imponible en los períodos impositivos iniciados dentro del año 2012 ó 2013, está sujeta al límite anual máximo del 50% de su importe.

• Gastos financieros

Se modifica la limitación a la deducibilidad de gastos financieros, haciéndola extensiva a todas las empresas en general, sin circunscribirse a su pertenencia a un grupo mercantil. Este límite se aplica, con carácter retroactivo, a los períodos impositivos iniciados a partir del 1 de enero de 2012,

 Este límite se establece en el 30% del beneficio operativo del ejercicio tras aplicar determinadas correcciones sin poder exceder de 1 millón de euros.

Asimismo, se exceptúa la aplicación de la limitación señalada, para aquellos supuestos en que se produce la extinción de una entidad, sin posibilidad de subrogación en otra entidad a efectos de la aplicación futura de los gastos financieros no deducidos.

Publicado el 1 de agosto de 2012 y archivado en: Fiscal. No hay comentarios.

La era de las notificaciones telemáticas

Tanto la Agencia Tributaria como la Seguridad Social están por la labor de implantar el sistema de las notificaciones telemáticas con carácter obligatorio para una gran mayoría de contribuyentes.
Aunque las consecuencias y el modo de implantación es parecido hay algunas diferencias que cabría reseñar.
Hacienda va en cabeza en la aplicación de este sistema y ya está comunicando por correo y de forma individual a cada contribuyente la notificación de la inclusión obligatoria en el sistema. A partir de dicha recepción ya no se enviarán más notificaciones por correo y los contribuyentes tendrán obligatoriamente que consultarlas por internet. Está claro que con ello se da por sentado que todas las empresas deberán disponer como mínimo de un ordenador y de acceso a internet y además tener solicitado e instalado un certificado electrónico reconocido por la AEAT para acceder a las notificaciones. Aunque la agencia tributaria brinda la posibilidad, compatible con la anterior, de que dichas notificaciones sean recibidas por un tercero a quien el interesado haya apoderado expresamente para su recepción. En la sede electrónica las notificaciones permanecerán un periodo de diez días, transcurridos los mismos sino han sido consultadas o bien rechazadas desaparecerán y se darán por notificadas al contribuyente. Por ello es importante que a partir del momento de la recepción de la inclusión en el sistema el interesado o apoderado (en su caso) acceda a la Dirección Electrónica Habilitada (DEH) e informe como mínimo de una o dos cuentas de correo electrónico donde la AEAT dará aviso del envio de notificaciones electrónicas. (Cabe señalar que no da fe de la recepción de la notificación ya que para ello hace falta firmarla con el certificado electrónico).
En cuanto a la Seguridad Social de momento tan sólo hay unas 150 empresas en la provincia de Barcelona que están adscritas y probando el funcionamiento del sistema de notificaciones electrónicas. La operativa será similar a la de la AEAT con la sustancial diferencia que “al parecer” la SS no enviará notificaciones individuales de inclusión al sistema sino que en el momento en que se apruebe serán los autorizados al sistema red los que por defecto sean los obligados a la recepción de las notificaciones. Dichos autorizados, en el caso de no ser la propia empresa, serán los encargados de comunicar al interesado las notificaciones con toda la responsabilidad que conlleva. Cabe aclarar que los contribuyentes podrán declinar, de forma expresa, que sean los autorizados al sistema red los que reciban las notificaciones y nombrarse ellos mismos.
En cuanto al procedimiento de notificación se entenderán rechazadas las notificaciones cuando existiendo la constancia de la puesta a disposición del interesado transcurran 10m días naturales sin que se acceda a su contenido. Dichas notificaciones se practicarán entonces exclusivamente en el Tablón Edictal de la Seguridad Social situado en su sede electrónica. Transcurridos 20 días naturales desde la publicación las notificaciones se entenderán practicadas a todos los efectos.

Publicado el 23 de noviembre de 2011 y archivado en: Fiscal, Laboral. No hay comentarios.

Operaciones Intracomunitarias

Las Operaciones Intracomunitarias son aquellas operaciones realizadas entre los empresarios de los distintos países miembros de la Unión Europea. Dichas operaciones las podemos clasificar en entregas de bienes, prestaciones de servicios, adquisiciones de bienes o adquisiciones de servicios.
Cuando realizamos dichas operaciones, aunque no sea de una manera habitual, es interesante darse de alta en el Registro de Operadores Intracomunitarios, pues así la factura que recibamos de otro país miembro, en principio será sin IVA.
Así, tanto las empresas radicadas en España, como las que se encuentren ubicadas en el resto de países de la UE, pueden consultar de inmediato si otra empresa de cualquier país de la UE está inscrita o no en dicho Registro, y cargar o no el IVA correspondiente según las directrices de la ley.
Una vez inscritos nosotros en dicho Registro, el tratamiento fiscal si emitimos una factura de prestación de servicios o de entrega de bienes a una empresa de un país miembro sería verificar que dicha empresa está debidamente inscrita como operador intracomunitario; si es así, en principio, y sin entrar en más detalles, le haríamos la factura sin IVA. Y se declararía dicha operación en el modelo 349, declaración recapitulativa de operaciones intracomunitarias, indicando el importe total de la operación u operaciones, el nombre, el país de residencia y el correspondiente CIF intracomunitario.
Sin embargo para las adquisiciones de bienes o servicios, sin entrar en detalles más específicos, como pudiera ser la localización del hecho imponible , la manera de operar es un poco más complicada: Recibiríamos la correspondiente factura sin IVA y a partir de ahí, en la práctica se haría lo siguiente:
– Por una parte deberíamos contabilizar esa factura intracomunitaria como un gasto y a su vez añadirle tanto el IVA soportado como el IVA repercutido.

– Por otra parte, en la liquidación de IVA deberíamos consignar en las casillas correspondientes tanto el IVA repercutido como el IVA soportado de esa operación, por tanto el resultado final del IVA es inocuo.

– Por último habría que declarar en el modelo 349, declaración recapitulativa de operaciones intracomunitarias esa factura, indicando el importe de la operación y tanto el nombre y CIF intracomunitario de quien nos la emite como el país miembro al que pertenece.

Y si te cargan el IVA en la factura, se puede pedir la devolución de ese IVA a la hacienda del país de la empresa que te lo ha cargado, un proceso engorroso pero que da sus frutos…

Publicado el 29 de octubre de 2011 y archivado en: Fiscal. No hay comentarios.

La vuelta del Impuesto del Patrimonio

El Real Decreto-ley 13/2011, de 16 de septiembre restablece la obligatoriedad de declarar por el Impuesto sobre el Patrimonio, aunque de una forma “temporal”.

Dicho Impuesto que aún no habiendo sido derogado, desde la entrada en vigor de la Ley 4/2008, de 23 de diciembre había eliminado la obligatoriedad efectiva de declarar, vuelve a restablecerse para paliar las consecuencias de la crisis económica y así conseguir unos ingresos públicos que favorezcan la recuperación de nuestra economía.

La aprobación del RDL 13/2011 no  presenta variaciones sustanciales en cuanto a la estructura y al procedimiento del Impuesto de patrimonio respecto al que ya conocíamos. Sin embargo, se han tomado una serie de medidas a fin de excluir de gravamen a los contribuyentes con un patrimonio medio y únicamente someter a tributación a las rentas más elevadas:

  • Elevación del importe de la exención parcial de tributación de la vivienda habitual a 300.000€.
  • Elevación del mínimo exento aplicable a la base imponible. Al ser un impuesto íntegramente cedido y gestionado por las Comunidades Autónomas, el mínimo exento vendrá establecido por éstas, siendo de 700.000€ para aquellas que no lo hubiesen regulado.
  • Estarán obligados a presentar declaración los sujetos pasivos cuya cuota tributaria resulte a ingresar, o cuando, no dándose esta circunstancia, el valor de sus bienes o derechos resulte superior a 2.000.000 euros.

De todas formas, al ser el objetivo del restablecimiento del Impuesto el obtener unos ingresos adicionales la misma norma ha contemplado un periodo temporal de dos años, produciéndose el devengo del impuesto a 31 de diciembre de 2011 y a 31 de diciembre de 2012; estableciendo en la propia normativa una bonificación del 100% en la cuota del impuesto a partir del 1 de enero de 2013.

Publicado el 15 de octubre de 2011 y archivado en: Fiscal. No hay comentarios.