En el centro de Barcelona

Barcelona

Mapa y accesos

Profesionales y competitivos

Oficina

Ventajas

Empresas y particulares

Dinero

Servicios

LA REFORMA LABORAL

El pasado sábado 11 de febrero de 2012 el Consejo de Ministros aprobó el Real Decreto-Ley 3/2012 de 10 de febrero de medidas urgentes para la reforma del mercado laboral.

Los puntos básicos de la reforma que consideramos afectan a la mayor parte del tejido empresarial de este país, son los siguientes:

Medidas para favorecer el acceso al empleo de los trabajadores

Se autoriza a las Empresas de Trabajo Temporal  mediante una colaboración público -privada para actuar como agencias privadas de colocación. Con ello se pretende reducir la duración media del desempleo y mejorar el acceso de los trabajadores a unos empleos más adecuados a sus características y las empresas encontrar trabajadores más idóneos para los puestos de trabajo ofertados.

 Favorecer el derecho a la formación

Para los trabajadores con más de un año de antigüedad  se establece un permiso retribuido de veinte horas anuales de formación  vinculadas al desempeño de su puesto de trabajo.

Se impulsa el contrato para la formación y aprendizaje: para trabajadores entre 16 y 25 años (Disp. Trans. La edad máxima será de 30 años hasta que la tasa de desempleo se sitúe por debajo del 15%) que carezcan de cualificación profesional reconocida. No existe límite máximo de edad para personas con discapacidad. La duración mínima del contrato es de un año y la máxima de tres años.  La actividad laboral desempeñada por el trabajador en la empresa deberá estar relacionada con las actividades formativas, el trabajador podrá solicitar un certificado de profesionalidad a la Administración Pública. El tiempo de trabajo efectivo no podrá ser superior al 75% de la jornada el primer año o al 85% durante el segundo y tercer año. No podrán realizar horas extras. La retribución se fijará en proporción al trabajo efectivo y no podrá ser inferior al SMI.

Los empresarios que celebren este contrato con trabajadores desempleados inscritos antes del 1 de enero de 2012,  gozarán de una reducción en las cuotas empresariales a la Seguridad Social durante toda la vigencia del contrato del 100% en empresas con plantilla inferior a 250 trabajadores y del 75% en caso contrario.
Si se transforman dichos contratos en indefinidos la empresa gozará de una reducción de la cuota empresarial de 1500€/año durante tres años (1800€/año en caso de mujeres).

 Favorecer la creación de empleo

Contrato indefinido de apoyo a los emprendedores

Nuevo contrato indefinido y a tiempo completo para empresas de menos de 50 trabajadores y con un periodo de prueba de un año. No podrán concertar este tipo de contratos las empresas que en los seis meses anteriores a la celebración del contrato hubieran realizado extinciones de contratos por causas objetivas declaradas improcedentes o hubieran procedido a un despido colectivo (con posterior a la entrada en vigor de este RDL). El empleador deberá mantener al trabajador durante tres años.

La empresa tendrá derecho a los siguientes incentivos:

  • En el caso de contratación del primer trabajador de la empresa, si este es menor de 30 años: deducción fiscal de 3.000€.
  • Además, si se contratan empleados beneficiarios de una prestación la empresa tiene derecho a deducirse el 50% de la prestación que el trabajador tuviera pendiente de percibir en el momento de la contratación con el límite de 12 mensualidades.  El trabajador deberá haber percibido la prestación al menos tres meses antes de la contratación. El trabajador podrá voluntariamente percibir, junto con su sueldo, el 25 por 100 de la prestación por desempleo durante el mismo periodo.

Independientemente la empresa gozará de las siguientes bonificaciones dirigidas a colectivos desempleados con dificultades para su incorporación al mercado laboral:

  • Jóvenes entre 16 y 30 años. Bonificación en la cuota empresarial durante tres años.

Primer año                             1.000€/año

Segundo año                          1.100€/año

Tercer año                              1.200€/año

Se aplicarán 100 euros más al año si el trabajador es mujer en sectores donde este colectivo está poco representado.

  • Contratación indefinida de desempleados de larga duración mayores de 45 años (desempleados, al menos, 12 meses de los 18 anteriores):
    1.300€/año durante tres años.

Cuando los contratos se concierten con mujeres en sectores donde este colectivo está poco representado, las bonificaciones será de 1.500€/año.

Limitación del encadenamiento de contratos temporales. A partir del 31 de diciembre de 2012 se recupera la prohibición de encadenar contratos temporales más allá de los veinticuatro meses.

Modificación del contrato a tiempo parcial. Se admite la posibilidad de que se realicen horas extraordinarias en este tipo de contratos. El límite de horas será el legalmente previsto en proporción a la jornada pactada.

Regulación del teletrabajo. Se regula por primera vez en España el teletrabajo, salvaguardando el derecho a la formación de estos trabajadores. Se garantiza el derecho a una retribución equivalente a los que trabajan de forma presencial en el centro de trabajo y a ser informados de las vacantes en puestos presenciales existentes.

Bonificaciones de cuotas por transformación de contratos en prácticas, de relevo y de sustitución en indefinidos. Para empresas de menos de 50 trabajadores. Bonificación de 500€/año durante tres años. En el caso de mujeres dichas bonificaciones son de 700€/año.

 Medidas para favorecer la flexibilidad interna de las empresas

Clasificación profesional y movilidad funcional. Se elimina el rígido sistema de clasificación de trabajadores por categorías profesionales y se generaliza el sistema de grupos profesionales, con lo que se facilita la adaptación de los trabajadores a nuevas funciones.

Movilidad geográfica, con condiciones objetivas para seleccionar a aquellos trabajadores con menores cargas familiares.

Modificar la jornada de trabajo, el horario y sistema de rendimiento, entre otros.
Se simplifican los trámites para reducir la jornada de trabajo o suspender el contrato como mecanismo de ajuste ante situaciones de disminución de la demanda. Se elimina la autorización administrativa necesaria para llevar a cabo la medida.
Para ayudar a las empresas en situaciones económicas adversas, se establece una bonificación del 50 por 100 de las cuotas empresariales a la Seguridad Social de los trabajadores afectados por la suspensión o reducción de jornada, con una duración de 240 días máximo y condicionada a la estabilidad en el empleo (al menos, un año).
Si la empresa extingue finalmente los contratos, los trabajadores no ven mermado su derecho a la prestación por desempleo, ya que se establece la reposición de las prestaciones hasta un máximo de 180 días

Modernización de la negociación colectiva.

Se introduce la prioridad de los convenios de empresa, de forma que, independientemente de lo que se pacte a nivel superior, los representantes de los trabajadores y el empresario pueden consensuar un convenio de empresa que se adapte a sus necesidades y particularidades.

Facilitar a las empresas en dificultades la no aplicación del convenio de ámbito superior (descuelgue): en caso de que no exista acuerdo, las partes irán a la solución extrajudicial de conflictos y, en su caso, al arbitraje si lo han pactado en el convenio colectivo. De no ser así, cualquiera de las partes podrá elevar el desacuerdo a la Comisión Consultiva de Convenios Colectivos nacional o sus equivalentes autonómicos, que nombrará un árbitro que resolverá en un máximo de veinticinco días.

Medidas para favorecer eficiencia en el mercado de trabajo

Indemnización en caso de despido improcedente

Se establece una indemnización de 33 días por año trabajado con un máximo de 24 mensualidades. Para los contratos celebrados antes de entrar en vigor la reforma se calcula a razón de 42 días por año trabajado hasta la fecha de entrada en vigor de la Ley y a razón de 33 días por año trabajado por el tiempo de prestación de servicio posterior, con el límite de 720 días de salario, salvo que del cálculo de la indemnización anterior resultase un número de días superior.

Despido procedente por causas objetivas

La indemnización por la extinción del contrato será de veinte días por año trabajado con un máximo de doce mensualidades.

La reforma amplia y clarifica las causas por despido procedente. Así, se entiende que concurren causas económicas cuando «de los resultados de la empresa se desprenda una situación económica negativa, como la existencia de pérdidas actuales o previstas, o la disminución persistente de su nivel de ingresos o ventas. En todo caso, se entenderá que la disminución es persistente si se produce durante tres trimestres consecutivos».

El Fondo de Garantía Salarial sólo cubrirá la extinción de los contratos por despidos procedentes en Pymes.

Se refuerza el derecho a la formación: se exige que el empresario, cuando lleve a cabo una modificación técnica a la que se deba adaptar el trabajador, le ofrezca un curso para que pueda formarse. Dicho periodo formativo suspende el contrato y el trabajador cobra su salario. Únicamente se podrá despedir al trabajador por falta de adaptación si antes se ha facilitado esta formación sin resultados.

Otras medidas de interés

Lucha contra el fraude. Se diseña un Plan especial de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social.
Se impulsará que los desempleados que estén cobrando la prestación realicen servicios de interés general en beneficio de la comunidad a través de convenios de colaboración con las Administraciones públicas.

Absentismo. Se elimina la vinculación del grado de absentismo del trabajador y la plantilla para justificar el absentismo como causa de despido. A partir de ahora sólo se tendrá en cuenta el absentismo del trabajador.

Mejorar la eficacia de la evaluación de la incapacidad temporal a través de las mutuas de accidentes de trabajo.

Capitalización de la prestación por desempleo. Se posibilita la capitalización del 100 por 100 de la prestación por desempleo para jóvenes de hasta 30 años y mujeres de hasta 35 años que inicien una actividad como trabajadores autónomos.

Publicado el 14 de febrero de 2012 y archivado en: Laboral. No hay comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Clave de seguridad

Copiar clave de seguridad *