Miscelánea

CODIGO LEI

A partir de Enero de 2018, todas las empresas (personas jurídicas) que operen en mercados financieros precisarán obtener previamente un código identificador (una especie de NIF) que las identificará a nivel mundial.

Por tanto dicho código identificador, denominado código LEI, lo deberán obtener todas las personas jurídicas que operan en los siguientes productos: Renta Fija, Renta Variable, Derivados OTC, Pasivos Financieros Estructurados y Notas Estructuradas.

 

Qué es el código LEI  (Legal Entity Identifier)

El código LEI es un  código global alfanumérico de 20 caracteres concebido en particular para aquellas organizaciones que son parte de un contrato financiero ya que identifica unívocamente a las entidades legales.
Es único, permanente, consistente y portable por cada entidad. El formato del estándar internacional LEI está basado en las especificaciones proporcionadas por la norma ISO 17442 y sigue el siguiente patrón:
Prefijo; Dígitos Reservados; Código alfanumérico aleatorio; Dígitos de control -> 9598 (*) 00 N60CEGKTATBG 90
Cada Registro LEI contiene la siguiente información sobre la entidad:
• Nombre oficial
• Domicilio legal
• Domicilio real de la sede principal de la entidad
• País / región de jurisdicción legal
• Forma social
• Número en el Registro de entidades y nombre del Registro
• Código LEI del LOU responsable del Registro LEI de la entidad
• Fecha de registro inicial del LEI
• Fecha de la última actualización de datos
• Fecha y motivo de terminación del LEI

Para qué sirve el LEI

De acuerdo con la normativa europea, el código LEI debe ser empleado para identificar a las partes contratantes en las transacciones financieras en todo el mundo y hacer más fácil para los reguladores conocer los posibles riesgos sistémicos en las primeras fases. El objetivo final es mejorar la gestión de los riesgos financieros.
MiFID II no establece el LEI como obligación, pero carecer de él impedirá operar en el mercado de valores, lo que a efectos prácticos es casi lo mismo.

Quiénes deben tener el LEI
Todas las personas jurídicas que participan en los mercados financieros deberán facilitar su LEI a las empresas de servicios de inversión y las entidades de crédito que ejecuten transacciones sobre instrumentos financieros para que éstas puedan identificarles antes de ejecutar las operaciones. Si el cliente no facilita su LEI, no se podrán ejecutar las operaciones instruidas.
En este momento, todas las empresas que participan en el comercio de derivados necesitan un LEI. Los primeros destinatarios son las entidades financieras:
• Bancos y compañías financieras: Por supuesto, exitirá un código LEI de Bankinter, Banco Santander, BBVA, Bankia, Banco Sabadell, La Caixa, etc.
• Entidades que emiten acciones, deuda o valores para otras estructuras de capital
• Entidades que coticen en bolsa
• Entidades que comercien acciones o deuda
• Medios de inversión, incluyendo fondos de inversión, fondos de pensiones y medios de inversión alternativos constituidos como entidades corporativas o acuerdos de inversión colectiva (fondos paraguas, fondos de cobertura, capital de riesgo, etc.)
• Entidades bajo la supervisión de un regulador financiero y sus afiliadas, filiales y sociedades cartera
• Entidades de contrapartida para transacciones financieras
Actualmente, a privados y sucursales no se les puede asignar un código LEI
Quiénes intervienen en el sistema LEI

El Sistema Global LEI (GLEIS) es un sistema internacional con una organización federal que está guiado por la Fundación Global LEI (GLEIF), creada en junio de 2014 como centro administrativo de GLEIS.
• Global Legal Entity Identifier Foundation (GLEIF): fundación sin ánimo de lucro designada como Unidad Operativa Central (COU) y sobre la que recae el encargo de gestionar el sistema. Es la responsable de asegurar la aplicación de estándares operativos uniformes, la implantación y uso del LEI en línea con los principios acordados y de promover su progresiva adopción en el mercado.
• Regulatory Oversight Committee (ROC): se  encarga de la supervisión del sistema.
• Central Operating Unit (COU): gestiona el sistema bajo la supervisión del ROC y es la responsable de la aplicación de normas uniformes a nivel mundial y de coordinar y supervisar las acciones de las LOU y sus interrelaciones.
• Local Operating Units (LOU): son las entidades públicas o privadas que implantarán el LEI a nivel local. Se encargan de proporcionar el identificador a las entidades que lo soliciten y de actuar como registro de la información de referencia que acompaña a dicho código.
Cuándo hay que tener el LEI
Las personas jurídicas que necesiten el LEI para ejecutar sus operaciones tendrán que haber realizado todos los trámites necesarios para obtenerlo teniendo en cuenta dos fechas clave (desde las cuales es obligatorio):

– 1 de noviembre de 2017, los clientes que operen con derivados (ya sean de mercado organizado u OTCs) y con seguros de cambio: cuentas 49 y 89.
– 3 de enero de 2018, los clientes que operen con renta variable (ej. acciones, ETFs, warrants) y renta fija (ej. bonos, pagarés, etc): cuentas 01 y 47.

En España, se puede solicitar en el Colegio del Registro Mercantil, aunque también puede obtenerse en otras instituciones ratificadas o acreditadas en el GLEIF.

Código LEI Coste:
• Emisión inicial del código LEI: 100 euros + IVA.
• Renovación anual del código LEI: 50 euros + IVA

Plazo máximo de obtención: 15 días hábiles.
Validez del código: durante un año a partir de la fecha de emisión o de la fecha de la última renovación. Si no se solicita la renovación, el código LEI caduca.

Como consultar y conocer los códigos LEI de empresas

Los códigos LEI y sus datos asociados emitidos por el LOU español pueden ser consultados de forma gratuita en la web del ilustre colegio Registradores de España, en la opción “Búsqueda LEI”. Los códigos emitidos por LOU extranjeros están disponibles en la web Global Legal Entity Identifier Foundation.
 

Si su empresa invierte o tiene intención de invertir en Renta fija y/o  Renta variable póngase en contacto con nosotros para ampliarle con más detalle  y ver cómo le afecta. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *